Urbanismo


Ocupando prados y landas aparecen grandes complejos urbanísticos que desvirtúan el medio y provocan un gran impacto visual y paisajístico, y que prosperan debido al conflicto de compe-tencias entre Ayuntamientos (Santander, Bezana, Piélagos); Consejerías (Ordenación del Territorio y Medio Ambiente); y el propio Ministerio de Medio Ambiente.

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer


A quienes quieran saber el cómo y el por qué de lo que queda expuesto y lo que al lado ven, les ofrecemos:
Son especialmente agresivos algunos planes urbanísticos municipales (PGOU), dónde criterios de integración con el entorno o previsión a medio o largo plazo son desplazados en pos de un interés económico inmediato.

Algunas técnicas como las pantallas de arbolado, espacios libres con zonas mixtas entre edificaciones (parques o áreas deportivas) o el soterramiento de líneas eléctricas para la eliminación de postes servirían para amortiguar el impacto, y preservar la belleza de la zona.

Costa Quebrada, de ser un entorno definido por el propio Ministerio de Medio Ambiente como “un escenario natural cargado de simbología y de especial belleza y fragilidad cuyo tratamiento debe estar presidido por los principios de prevención y precaución”,  ha pasado a ser un escenario de auténticas aberraciones urbanísticas, en su mayoría ilegales, sin ningún planteamiento previo medianamente coherente, ninguna línea arquitectónica que respete la tipología de la zona y con un alto impacto visual y paisajístico.

Esto ha sido posible por la voracidad de los Ayuntamientos empeñados en devorar sus propios recursos naturales,  la vista gorda o connivencia del Gobierno Regional, los continuos retrasos en el Plan de Ordenación del Litoral y la diseminación de competencias, pues en sus escasos kilómetros, Costa Quebrada  está “al amparo” de tres Ayuntamientos (Santander, Bezana y Piélagos), dos Consejerías (Urbanismo y Medio Ambiente), la Delegación del Gobierno Central, la Dirección General de Costas y el Ministerio de Medio Ambiente.