Urbanismo - Consecuencias

Las licencias concedidas por el Ayuntamiento al amparo de su inefable Plan General de Ordenación Urbana fueron  denunciadas por ARCA, recayendo sentencias de ilegalidad  por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

El Ayuntamiento de Piélagos, en lugar de reconocer lo evidente y suspender las siguientes fases de edificaciones sobre las parcelas afectadas, quitó importancia a las decisiones judiciales que tachó de improcedentes, animando con ello a nuevos compradores que ahora se ven afectados por la ratificación de las sentencias por el Tribunal Supremo.

Las consecuencias de todo ello han sido:

-Daño importante  y difícilmente reparable a un patrimonio natural de primer orden

-Clima de inseguridad entre el “aquí nunca pasa nada” que hasta ahora imperaba y la decidida actuación de los Tribunales de Justicia, hartos de lo que en sus sentencias califican como “fraude de ley”.

Ante esta grave  situación, la recién fusionada Comisión Regional de Ordenación del  Territorio y Urbanismo (CROTU) ha tomado la decisión de revisar de oficio el vigente Plan General de Urbanismo de Piélagos y es imprescindible que el Gobierno de la Comunidad, sin perjuicio de las acciones que hayan de tomarse como consecuencia de las  sentencias judiciales,  paralice de inmediato, hasta la elaboración del nuevo Plan de Ordenación del Litoral, cualquier actuación que al amparo de un Plan viciado de origen, suponga una nueva agresión a a nuestro patrimonio natural.