Historia - Lugares - Molino De San Juan De La Canal

 

En una escritura dada ante Don Sancho García de Mesones, escribano del valle de Iguña, el día 30 de Septiembre de 1451, se manifiesta que el Conde de Castañeda cambia a os jerónimos de Corbán el molino que poseia en San Juan de la canal, por la ferrería que estos disfrutaban en el lugar de Castañeda.

En 1550, dicho molino renta estos frailes 120 reales de pan, la mitad de escanda y la otra mitad de borona.

En 1753, su patrón era el convento de “Monte Corbán” que corría con su administración. Se levantaba con el río Bojar dentro del término denominado “San Juan de la Canal”. Durante los seis meses de cada año que estaba en movimiento, molía 20 fanegas de maíz.

Poseía tres ruedas (de marca menor) y abarcaba de fondo 5,85 m, de ancho 4,18 m y de alto 2,51 m. Lindaba al norte con la ermita de San Juan, al sur con el camino real, al este con terrenos baldíos y al noreste con fincas de los jerónimos.
El expresado monasterio tenía, cerca del citado molino, otro que contaba con dos ruedas (de marca menor), de 4´18 m de fondo, 3´77 m de ancho y 2´51 m de alto. Estaba casi arruinado, por lo que no rentaba cosa alguna. Surcaba por el norte con el camino principal, por el este con una posesión de este convento y “por los demás aires” con más tierras comunales.

En 1836 el molino de San Juan deja de pertenecer a los religiosos, y en 1930 y 1933 y hasta 1947, lo regenta Don Alejadro Pelayo Mancebo.

Tras ser devorado por un incendio ocurrido un año después, cae en el más absoluto abandono y en el momento presente esta semiderrido.